Costa Teguise – Los Cocoteros

  • English

Dificultad: Media. Muchas piedras sueltas. Tipo de recorrido: De ida y vuelta. Distancia: 16.5 kms. Desniveles: +248m/-248m. Tiempo (ritmo): 1h 30min (5:30 min/km). Lo mejor: Divertidos tramos bastante técnicos. Agradecimientos:  Helly Hansen Trail Team

Helly Hansen Trail Team training in Los Ancones.

El recorrido: Un nuevo recorrido en el que al poder relajante de la carrera, se une el espectáculo del mar. Pero ojo, no nos relajemos demasiado y vigilemos los pies, porque nos encontraremos durante todo el camino con piedras que pueden poner a prueba nuestros tobillos. Si se va a hacer solo, imprescindible llevar el móvil encima y zapatillas con suela resistente que nos proteja.

Podemos empezar desde el extremo de Costa Teguise (ver mapa debajo) o hacer el primer tramo en coche hasta el pueblito de Ancones. A partir de aquí, tenemos que buscar el sendero que va junto al mar. No nos preocupemos si vemos diferentes alternativas, porque en realidad esto sucede todo el tiempo. Coge el que prefieras, y estate preparado incluso para quedarte unos metros sin camino en alguna ocasión.

Cuando encuentres el primer grupo de casas, tienes la opción de continuar hasta la carretera hacia Los Cocoteros, o salir de la pista hacia la derecha justo después de la última casa, buscando de nuevo el mar por un pequeño sendero en bajada hasta las salinas. Una vez que lleguemos al pueblo, es el momento de dar la vuelta y volver.

Before pirates, now runners...

El lugar: Ancón: Pequeña bahía donde los barcos pueden fondear.

Si realizas la ruta cerca del anochecer, quizás no te resulte difícil dejar llevar tu imaginación. Imagínate que eres una de las aproximadamente 1.500 personas que habitaban la isla en 1586, y que por algún extraño motivo no estás derrotado después de un día de trabajo, sino que conservas energías extras para correr por estos parajes, tan apartados que muchos de los pobladores de la isla no verán en su vida. Descontando esa idea absurda que has tenido, todo lo demás parece normal… Pero tu vida, y la de las personas que te rodean, estarán en serio peligro en cuanto caiga la noche.

Justo detrás del horizonte que divisas mientras corres se esconden tres barcos, capitaneados por el “Morato Arráez”, pirata Argelino tan conocido en la época, que será nombrado por Cervantes o Quevedo. Y, a su mando, varios cientos de hombres dispuestos a desembarcar justo en estas rocas por donde corres, para coger por sorpresa al señor de la isla, Agustín de Herrera. El objetivo final: hacerse con un buen botín en joyas y esclavos, incluidos hombres fuertes por los que poder obtener un buen precio, y mujeres y niñas a las que poder violar antes de deshacerse de ellas.

Durante casi un mes, “Morato Arráez” y sus hombres sembraron de terror toda la isla, hasta que se marcharon con 200 isleños como esclavos.  En la Villa de Teguise existe una calle llamada “Callejón de la Sangre”, por toda la que corrió en aquel lugar durante esos días. Agustín de Herrera pudo sobrevivir, pero seguro que comprendió lo que sentían sus víctimas cuando era él quien iba a la caza de esclavos a la cercana costa africana.

* Entra en Wikiloc para descargar el track de la ruta y llevártelo contigo.

Fotos: Patrick Müller.

Entrada publicada el 22 de Mayo de 2014